El desprendimiento emocional

La codependencia emocional, lleva este nombre ya que los sintomas que padece el enfermo son netamente de ataduras emocionales

Se dice que existe una atadura emocional cuando la persona se  aferra emocionalmente a cosas negativas o patológicas de una tercera persona muy cercana a ella; esta puede ser su conyuge, su hijo, un pariente cercano, compañero de trabajo, etc. Y se manifiesta de dos maneras bien definidas: peocuparse o hacer suya cosas ajenas que no le conciernen y, también, asumiendo las responsabilidades del otro individuo, lo que es un comportamiento irresponsable.

La codependencia emocional

La codependencia emocional

Para iniciar la cura de la codependencia se debe de iniciar el proceso del desprendimiento emocional. No estamos hablado de un distanciamiento físico, aunque si existiera violencia física de por medio es natural empezar por este tipo de distanciamiento. En estos casos estamos hablando  de no aceptar conductas inadecuadas como: adicción a las drogas, agresividad extrema, actos de rebeldía y maltratos.

No hay que confundir este tipo de separación con el desamor, desinterés o ignorancia del problema. Lo que se pide es quitar la necesidad obsesiva de intervenir, o de pretender tomar el control de una situación que se le ha salido de las manos.

En estos casos para dar inicio un proceso de cura es necesario el proceso de desprendimiento emocional con el objetivo  de mejorar la autoestima de cualquier enfermo, pero es necesario también, que esa disposición nazca de la misma persona, ya que ninguna persona puede empezar a trabajar autoestima, ni puede cuidarse, ni menos quererse, si primero no hace un distanciamiento de la persona que la está agrediendo. Y por mucho que se preocupe, por mucho que sufra, no va a lograr nada. Por ejemplo no hay  padre que por medio de amenazas, lloros o ruegos, logre que su hijo deje su adicción a las drogas o las malas compañías. Por eso hay que aprender a desprenderse totalmente.

Primero hay que saber reconocer y tener  conciencia de que uno estás atado emocionalmente a alguien. Desprenderse emocionalmente es no entrar en el juego, no prestarse para ser abusado, ni de palabra, ni de obra.

Recuerde que nosotros como seres humanos cambiamos porque decidimos hacerlo, no porque otro nos lo pida . Nosotros tenemos que hacer nuestra parte y, muchas veces, nuestra parte es no hacer nada. O hacerlo de una manera positiva y diferente.

Desprendimiento no es falta de amor. y cuando no se pueden cambiar las cosas que suceden a su alrededor, es más sano empezar a mirarlas de otra forma. Al cambiar la percepción de las cosas, logrará que ellas no lo maltraten y sacará provecho de ellas. Eso es crecimiento. Es el momento de empezar a trabajar con uno mismo y la única forma de lograr el cambio de los demás. Un cambio de actitud hace que las personas que nos rodean se movilicen hacia un cambio también, para tratar de amoldarse a la nueva situación. Esto es sano y enriquecedor. Recuerde que aún en las peores circunstancias podemos encontrar sentido a nuestra vida y salir fortalecidos y con mayores aprendizajes.

Si continúa atado emocionalmente, su vida se degrada, porque tiende a vivirla desde la anormalidad del otro. Eso es precisamente codependencia. Y el tratamiento es el desprendimiento emocional. Recordamos los pasos principales para el desprendimiento:

1) Tomar conciencia del problema. Es darse cuenta de que uno esá  emocionalmente. Esto sucede cuando el problema me envuelve todo el día y no dejo de pensar en él, cuando estoy siempre buscando la forma de resolverlo. Es decir, cuando mi mente, mi cuerpo, mi energía, están en función de una situación que atañe a otra persona, y no lo puedo evitar. Estoy viviendo en función de otra persona, y esto es desgastante, negativo, improductivo.

2) La determinación de una recuperación. Voy a recuperarme, cueste lo que cueste. Así tenga que curarme del amor, o del desamor.

3) Buscar ayuda. Espiritual y terapéutica. Porque, toda persona que se enrede en una atadura no está bien psicológicamente, y mucho menos lo está, quien se deja enredar. O sea que en este paseo hay dos enfermos: el que enreda y el que se deja enredar.

 Si no nos amamos a nosotros mismos, no podemos amar a nadie y todo lo que demos a los demás será dañino, neurótico; solo servirá para ayudar a crecer la anormalidad de la otra persona.

Recuerde que el desprendimiento no se da de un día para otro, tarda mucho. Pero poco a poco se va logrando. No gaste su vida en cosas ajenas que no puede resolver, o que no le corresponde hacerlo. Esto no es falta de caridad. Mejor dicho, sí es falta de caridad (amor) con usted misma.

Esto significa que a la primera persona que usted tiene que ayudar adecuadamente, es a usted mismo,. Porque la persona codependiente, o la persona controladora, o la persona salvadora, tiende a actuar así con todo el mundo, y nunca deja un espacio para ella. Para cuidarse, para respetarse, para tenerse en cuenta, para decir no. Siempre tiende a subirse en el tren de cualquiera que esté mal. Esto demuestra su baja autoestima.

La cura de la codependencia emocional se inica al valorarse y en aceptar que por mucho que usted haga, no puede evitar el comportamiento inadecuado de la otra persona. Solo esa persona puede hacerlo y, casi siempre, dispone de los medios necesarios. Solo tiene que buscarlos. Solo tiene que querer hacerlo. Y si quiere usted solucionarlo, lo que esta haciendo es evitar el inicio de la cura del otro.

y

Pin It on Pinterest

Share This
Aprende amanejar tu emociones EFECTIVAMENTE.

Aprende amanejar tu emociones EFECTIVAMENTE.

Ebook “Como Ser Un Emocional Consciente”

 

 

Hoy puedes llevarte completamente GRATIS el ebook.

¡Simplemente escribe el correo al cual quieres que te lo envíe y te llegará inmediatamente!

Gracias , te estamos remitiendo un correo para confirmar tu suscripción