En este post, intentaremos dar respueta a la pregunta ¿Es la Codependencia una enfermedad?.

Algunos profesionales dicen que no es una enfermedad, y que la misma solo es una reacción inadecuada hacia gente anormal.

Otros lo señalan como una enfermedad crónica y progresiva, e indican que los Codependientes requieren de personas enfermas a su alrededor para de cierta forma sentirse felices, eso explica del porque le es difícil salir de ella, a pesar que se alejen de la persona dependiente, ya que vuelven a incurrir en lo mismo con otra persona.

la Codependencia es una enfermedad

¿la Codependencia es una enfermedad?

Incluso los profesionales indican por ejemplo que una esposa de alcohólico necesitaba casarse con un alcohólico y que lo eligió porque inconscientemente sabía que era un alcohólico. Incluso que necesitaba que el bebiera  y que le hiciera la vida imposible para sentirse realizada.

La codependencia puede no ser una enfermedad, pero puede enfermar a cualquiera en la medida en que las personas a su alrededor se enferman también y conforme avanza la enfermedad del otro, nuestras reacciones también se vuelven más intensas al grado de deprimirnos, enfermar emocional y físicamente porque la codependencia tiene la característica de ser progresiva.

Las conductas codependientes  como muchas conductas auto-destructivas se vuelven habituales. Repetimos los hábitos sin pensarlo. Estos hábitos cobran vida propia. Nuestra reacción es automática.

La codependencia probablemente ha existido a lo largo de la historia del hombre, ya que es natural que intentemos proteger y ayudar a aquellos que nos importan. También es natural que el problema de quienes nos rodean nos afectan y que reaccionemos ante ello. En la medida que un problema se vuelve más serio y permanece sin resolverse, más nos afectamos y más intensamente reaccionamos ante él.

La reacción que tengamos ante los hechos tiene mucho que ver, ya que la Codependencia es básicamente un proceso de reacción.

Los Codependientes reaccionan en exceso o reaccionan  demasiado poco. Pero rara vez actúan. Reaccionan ante los problemas, los dolores, las vidas y la conducta de los demás. Reaccionan ante sus propios problemas, dolores y conductas.

La Codependencia es progresiva a medida que la gente que nos rodea se pone más enferma nuestra reacción puede ser más intensa. Lo que empezó como una pequeña preocupación puede desencadenar el aislamiento, la depresión, las enfermedades físicas ó emocionales y las fantasías suicidas. Una cosa lleva a la otra y todo va empeorando. La codependencia tal vez no sea una enfermedad pero puede hacer que te pongas enfermo. Y también puede contribuir a que los que te rodean sigan enfermos.

Otra razón por el cual se le considera enfermedad es que las conductas Codependientes suelen llegar a ser habituales. Repetimos los hábitos sin pensarlo, cobran vida propia.

Cualquiera que sea el problema de la otra persona, la Codepedencia  implica un sistema habitual de pensar, de sentir y de comportarnos con nosotros mismos y con los demás y que nos causa dolor. Y los comportamientos y hábitos se vuelven autodestructivos.

Las conductas codependientes se presentan en las relaciones de pareja, en las familias o en cualquier contexto donde haya relaciones interpersonales. Es más evidente encontrar estos comportamientos donde existe alguna adicción ya sea; alcoholismo, adicción a alguna otra droga, al sexo, al juego (apostar), al trabajo etc. Sin embargo, no siempre está una adicción de por medio como componente en los síntomas de la codependencia, se ven estos síntomas también en una persona cuando se convierte en “cuidador” de otra persona donde ésta es dependiente de la primera (del cuidador).

La conductas codependientes aunque bien intencionadas, pueden en un grado excesivo convertirse en patológicas, porque afecta el funcionamiento global de la persona, afecta su estado de ánimo y generalmente padecen de una sobrecarga emocional que los abruma y los tiene agotados, enojados y confundidos.

Cuando se diagnostica el “trastorno” de la Codependencia en una persona, es porque no tiene vida propia, su vida es y está en función del otro(s).

Algunos ejemplos del comportamiento codependiente:

¿Te sientes feliz sólo si tu cónyuge o los demás se muestran felices?

El codependiente no está en sintonía con sus propias emociones, sino con lo que sienten los demás, adivina lo que el otro siente, pero si le preguntamos sobre sus sentimientos, el codependiente no sabe contactarse con sus propias emociones.

¿Permites que los demás invadan tu espacio vital, tus pertenencias y tu persona?

El codependiente no conoce sus propios límites ni el de los demás, no reconoce dónde terminan sus responsabilidades y donde empiezan las del otro, permite el abuso, vive enojado y al final se siente victimizado. Acepta cargas pesadas que no quiere traer en sus hombros.

¿No hablas de lo que piensas?

El codependiente no expresa sus ideas, él mismo invalida lo que piensa y lo considera irrelevante, se descalifica.

¿Trabajas en exceso?

El co-depenciente hace todo para agradar a los demás, ganar el cariño, reconocimiento y respeto. Se refugia en el trabajo para evadir otros problemas. Se le dificulta descansar, divertirse, porque experimenta culpa.

¿Levantas la voz para ser ecuchado(a)?

El codependiente se muestra inseguro y vacilante. Cree que si no eleva el volumen de la voz o acelera la velocidad de las palabras y frases cuando se expresa. Siente que no será escuchado. Es su baja autoestima y excesiva dependencia en los demás lo que hace que actúe con inseguridad y ambivalencia.

Hay muchos más ejemplos que podemos exponer en el tema de la codependencia. Pero todos ellos reflejan conductas destructivas. Estos comportamientos impiden encontrar paz y felicidad con uno mismo. Es decir el problema es de uno y es uno el que tiene que tomar conciencia y enfrentarse a lo que la vida nos esta dando para buscar nuestra cura.

y

Pin It on Pinterest

Share This
Aprende amanejar tu emociones EFECTIVAMENTE.

Aprende amanejar tu emociones EFECTIVAMENTE.

Ebook “Como Ser Un Emocional Consciente”

 

 

Hoy puedes llevarte completamente GRATIS el ebook.

¡Simplemente escribe el correo al cual quieres que te lo envíe y te llegará inmediatamente!

Gracias , te estamos remitiendo un correo para confirmar tu suscripción